VOLVER
Interés general
Escuelas de Río Negro, Buenos Aires y Santa Fe ganaron el Premio PWC
Las experiencias galardonadas ponen en evidencia cómo el aprendizaje-servicio es una estrategia valiosa para que los niños y jóvenes con necesidades educativas especiales sean verdaderos protagonistas de cambios positivos en sus comunidades.

 

De los 247 experiencias que se presentaron al Premio PricewaterhouseCoopers a la Educación –en su edición 2007, dedicado a la Educación Especial-, las tres que recibieron el Primer Premio pertenecen a: la Escuela Especial Nº1, de General Roca (Río Negro) (foto 1); el Instituto Psicopedagógico de Educación Especial “Creciendo Juntos”, de Plátanos (Buenos Aires) (foto 2) y la Escuela Especial Nº 1104 “Santa Mónica”, de San Lorenzo (Santa Fe). Además, la Escuela Especial “Intendente Elvio Pedro Baravalle”, de Balnearia, y el Instituto Especial “Del Rosario”, de Villa María –ambos de la provincia de Córdoba- recibieron una Mención Especial.

Los estudiantes de la Escuela Especial Nº 1 de General Roca desarrollan el proyecto “Somos capaces de construir solidaridad”, que partió en 2005 del pre-taller de Albañilería al que asisten adolescentes de entre 13 y 16 años. Estos chicos ponen en práctica los aprendizajes adquiridos en el taller, colaborando en un plan de reemplazo de las viviendas precarias de las familias de la comunidad educativa. 

Acompañados por el docente del taller, trabajan junto a la familia beneficiada y  ex-alumnos de la escuela técnica. 

“Arte y Solidaridad” es el título de la experiencia educativa solidaria que desde 2003 lleva adelante el Instituto “Creciendo Juntos” y que surgió de los Talleres de Arte donde los jóvenes aprenden murga, folclore y teatro. Estas actividades –destinadas a desarrollar la capacidad de comunicación y la creatividad en los estudiantes-  adquirieron dimensión solidaria cuando los chicos empezaron a brindar espectáculos de danza en Centros de Jubilados y Comedores Comunitarios Infantiles que –por falta de recursos- no tenían posibilidad ninguna de disfrutar de eventos culturales. 

En las presentaciones que los estudiantes realizan, participan sus compañeros del Taller de Panadería, quienes son los encargados de preparar las tortas y las galletitas que se ofrecen en cada  presentación, junto con los que asisten al Taller de Armado, quienes confeccionan el vestuario y las escenografías. 

La experiencia presentada por la Escuela santafesina “Santa Mónica” se titula “Huerta Orgánica Solidaria”. La misma comenzó a partir de la celebración anual que se lleva adelante en el Hogar de Ancianos “Los Abuelos” de San Lorenzo, para la cual todos los años los chicos preparan regalos y los entregan durante los festejos del Día del Abuelo. 

El vínculo con el Hogar creció cuando surgió la idea de realizar allí una huerta orgánica -que la Escuela lleva a cabo desde el año 1997 en su propio predio- y que sería una solución para los problemas nutricionales que se habían detectado en los ancianos de la institución. 

Además de construir la huerta, los alumnos de la Escuela “Santa Mónica” se encargan de su cuidado dos veces a la semana y trabajan desde la escuela en la elaboración de espantapájaros y carteles identificatorios. En algunas oportunidades procesan los productos para el consumo en el Hogar preparando salsas y mermeladas. 

Para construir la huerta, los jóvenes contaron con la colaboración de estudiantes de tercer año del Polimodal de la Escuela Agrotécnica Nº 383 “Dr. Julio I. Maiztegui”, quienes además son tutores de los chicos de la Escuela Especial. 

El proyecto  “Jugar es construir”, de la Escuela Especial “Intendente Elvio Pedro Baravalle”, comienza cuando los estudiantes del Taller de Carpintería empiezan a responder a las solicitudes de los docentes de la escuela que necesitaban juegos didácticos para ampliar el material didáctico en las aulas y en el gabinete de la institución. Los alumnos construyen juguetes en madera para ser utilizados por niños más pequeños. Informadas de la realización de esta actividad, otras instituciones de la localidad de Balnearia se acercaron a la escuela para solicitar material didáctico. Así, los estudiantes comenzaron a construir nuevos juguetes de acuerdo a las necesidades de cada institución, previa entrevista con las Directoras. 

Los estudiantes del Instituto Especial “Del Rosario” llevan adelante el proyecto “Juntos”, una propuesta que tiene como objetivo la integración sociolaboral de 70 adolescentes con necesidades especiales a través del ofrecimiento de distintos servicios para los que se han preparado en los Talleres. Estos servicios los brindan en otras instituciones de Villa María que trabajan con poblaciones en riesgo o escasos recursos: restauran muebles, interpretan obras de teatro, dan clases de folklore, realizan lectura de cuentos y campañas de recolección de libros para formar bibliotecas, preparan y arman canteros decorativos, reproducen y donan plantines, y ofrecen servicios de cadetería.

 

 

 

 

VOLVER NOTICIAS ANTERIORES


© 2011 Centro Latinoamericano de Aprendizaje y Servicio Solidario. Derechos reservados